GASTOS DE ENVÍO GRATIS EN COMPRAS SUPERIORES A €60,00 (SIN I.V.A) SÓLO PARA ESPAÑA. NO SE PERMITEN COMPRAS SUPERIORES A €250

Los 6 Tipos de Alcohol más Comunes y sus Usos en Perfumería y Cosmética

Elige con Cuidado tu Tipo de Alcohol

Existen varios tipos de alcohol muy comunes a nivel comercial, pero no todos están indicados para ser utilizados en perfumería y cosmética, bien sea por su toxicidad, su aroma o sus características irritantes. Cuando estamos elaborando perfumes de forma natural en casa, debemos tener mucho cuidado a la hora de elegir el alcohol a utilizar y no dejarnos llevar por el precio, ya que no todos los alcoholes son iguales y podrías terminar llevándote un buen susto si no eliges el alcohol adecuado para tus perfumes.

Aquí te dejamos un pequeño listado explicativo con los tipos de alcohol más comunes y sus usos.

Alcohol isopropílico

Uso principal del alcohol isopropílico: Germicida

El alcohol isopropílico, también llamado isopropanol o 2-propanol es el utilizado comúnmente para desinfectar heridas, superficies o materiales que deban ser esterilizados. Su alta tasa de evaporación lo convierte en una opción común para la limpieza de productos electrónicos, aunque también se encuentra en los productos de limpieza cotidianos. Este alcohol se puede comprar en supermercados o farmacias y está presente en todos los hogares. No es apto para consumo humano por su alta toxicidad, produciendo náuseas, vómitos, dolor de cabeza, e incluso el coma. Para disuadir a las personas de ingerirlo, se le añaden agentes químicos amargos como el Cloruro de benzalconio. Tampoco es apropiado para usarlo en perfumería, ya que su aroma es fuerte y es muy irritante cuando se usa de forma continuada, aparte de que este alcohol puede producir también la intoxicación por inhalación y absorción en la piel. Se suele comercializar pasa uso doméstico en una concentración del 96%.


Alcohol metílico

Uso principal del alcohol metílico: Disolvente

Dentro de este listado de los tipos de alcohol más comunes también está el alcohol metílico, conocido como metanol o alcohol de madera, encuentra principalmente su uso como solvente industrial. Es altamente tóxico y no debe ser ingerido, ya que puede inducir el coma e incluso la muerte. Algunos síntomas de la intoxicación por alcohol metílico son el edema, daños en la retina y nervio óptico, fallo respiratorio y coma entre otros. Este alcohol es ampliamente utilizado como removedor de pintura y tóner de fotocopiadora. También es utilizado en motores de combustión interna para evitar que otros combustibles se congelen gracias a su bajo punto de congelación, -143.68 grados Fahrenheit. Su uso está restringido al ámbito industrial.

Alcohol etílico (Etanol) de Grado Alimentario

Uso principal del alcohol etílico: Alimentación, perfumería y farmacia

Es el alcohol utilizado en la elaboración de bebidas alcohólicas, por lo que su precio es considerablemente más alto que el del resto de alcoholes y está sujeto a los mismos impuestos. Es el más natural de los alcoholes, y se obtiene normalmente por fermentación de productos vinícolas, caña de azúcar, algunos cereales y levaduras. Este es el alcohol que recomendamos para que hagas tus perfumes en casa. Suele venir en concentraciones en torno al 70% para su uso como germicida, aunque se puede conseguir al 96% (96% alcohol y 4% agua) para su uso en perfumería. Es un alcohol que se mezcla perfectamente con agua, y puede rebajarse su concentración en función del uso que deseamos darle. Con éste alcohol se realizan las fórmulas magistrales de farmacia de uso tópico y oral, y también es el indicado para hacer las famosas Flores de Bach.

Alcohol desnaturalizado (Alcohol Denat) de Grado Cosmético

Uso principal del alcohol denat: Cosmética, perfumería y como germicida

El alcohol desnaturalizado es simplemente alcohol etílico al que se le ha agregado algo de alcohol metílico, Benzoato de denatonio, terbutanol u otros productos químicos relativamente tóxicos en minúsculas proporciones durante el proceso de desnaturalización para que no sea potable. Esto efectivamente lo elimina del mercado como una bebida alcohólica imponible y legalmente controlada. Es ampliamente usado en cosmética y perfumería, incluso en cosmética natural, por la mínima proporción utilizada en cada producto. Este alcohol posee propiedades astringentes y puede producir irritaciones leves en algunas personas con piel sensible, por eso, si no sabes muy bien lo que haces, no es recomendable usarlo en la elaboración de perfumes caseros donde los procesos están “menos controlados”, ni mucho menos como ya hemos dicho, en bebidas alcohólicas, por ser el alcohol el ingrediente constituyente mayoritario.

Alcohol bencílico (Benzyl alcohol)

Uso principal del alcohol bencílico: Fijador de aromas

Este alcohol de aroma muy agradable se produce a partir de un proceso de síntesis. Ciertos aceites esenciales lo contienen de forma natural en proporciones muy pequeñas como el aceite esencial de jazmín. Se usa como fijador y variante aromático en minúsculas cantidades en productos de cosmética y perfumería. Es muy irritante en proporciones mayores a las estrictamente recomendadas y su ingesta es extremadamente tóxica.

Alcohol gelificado

Uso principal del acohol gelificado: Combustible

Cuando el metanol o el etanol se combinan con una sustancia química llamada acetato de calcio, forma un gel. Este tipo de alcohol se usa tradicionalmente como fuente de calor para estufas de campamento. Debido a que es menos probable que se derrame, el alcohol gelificado generalmente se considera más seguro que el alcohol en forma líquida. Por lo general, viene en un recipiente con una tapa de boca ancha a rosca que se puede abrir para permitir que el alcohol se encienda directamente dentro del recipiente. Su ingesta es altamente tóxica y es irritante, por lo que se recomienda no manipularlo sin guantes.



Como habrás podido comprobar después de leer nuestro artículo, el alcohol que recomendamos para elaborar perfumes en casa es el Alcohol Etílico (Etanol) en grado alimentario. Con este alcohol te garantizas un magnífico perfume, no irritante y libre de tóxicos, aunque si sabes lo que haces y tomas las debidas precauciones, también puedes utilizar el Alcohol Denat.

Por supuesto, existen muchos más tipos de alcohol, sobre todo en el área industrial, pero no atañen a los propósitos de este artículo. También queremos recalcar que casi todos los aceites esenciales contienen algún otro tipo de alcohol en su composición natural, y muchos de ellos incluso aportan aromas específicos muy agradables.

Esperamos haberte aclarado las dudas sobre los distintos tipos de alcohol y sus diferentes usos para que puedas elaborar tus perfumes sin temor a equivocarte. No olvides que puedes escribirnos a través del formulario para cualquier duda que tengas, y si te ha gustado el post, compártelo con tus amigos para que puedan beneficiarse de esta información.

Sheila es autónoma y directora de Son d’Aromas, tienda dedicada al comercio de la cosmética natural, perfumería a granel, jabonería artesanal y aromas para el hogar. Forofa de la tecnología, diseño y coordino la web de mi tienda, así como otros blogs de distintas temáticas, tanto en español como en inglés.

Comparte este post
  ,