GASTOS DE ENVÍO GRATIS EN COMPRAS SUPERIORES A €60,00 (SIN I.V.A) SÓLO PARA ESPAÑA. NO SE PERMITEN COMPRAS SUPERIORES A €250

Propiedades del Aceite de Rosa Mosqueta: ¿Qué es y Cómo se Elabora este Aceite?

Introducción a las Propiedades del Aceite de Rosa Mosqueta

Sobre las propiedades del aceite de rosa mosqueta y sus múltiples beneficios hablaremos con detalle en este post, también explicaremos los métodos de recolección, procesos de extracción y sus usos medicinales. El aceite de Rosa Mosqueta es un aceite vegetal que se extrae de las semillas del fruto de la planta, mejor conocido como escaramujo. Se pueden encontrar más de 100 especies de rosas en la naturaleza, pero sólo 3 de ellas se agrupan en la denominación de “Rosa Mosqueta” por sus características. Estas 3 rosas son:

  • Rosa Rubiginosa
  • Rosa Moschata
  • Rosa Canina

Encontramos también el término “Rosa Eglanteria” que es un sinónimo de Rosa Rubiginosa.

La Rosa Mosqueta es originaria de Europa Central, Polonia, Balcanes, Hungría, Rusia y el Cáucaso. Siendo también originaria de África y la India, y fue introducida en Chile durante la época de la colonia, encontrándose hoy en día muy abundante.

La Planta de Rosa Mosqueta

La Rosa Mosqueta es un arbusto que se encuentra en estado silvestre en terrenos degradados, bordes de caminos, esteros y en las estribaciones de la región sur de la Cordillera de Los Andes. Posee altas capacidades para cubrir suelos erosionados y de baja calidad agrícola. Todas las rosas en general, dan un fruto llamado escaramujo, pero en el caso de la rosa mosqueta este fruto posee una alta concentración de ácido ascórbico o vitamina “C”, y es comúnmente utilizado en la preparación de dulces, jaleas y mermeladas. El escaramujo es también rico en proteínas, hierro, calcio y fósforo. Su composición comprende una combinación de ácidos grasos saturados e insaturados, dentro de los cuales podemos destacar el trans-retinoico, el más potente desde el punto de vista dermatológico.


Cosecha de los Frutos

En Chile existen dos tipos de fruto de Rosa Mosqueta: el rojo y el anaranjado. Si se está cosechando para la exportación, es conveniente cosechar separadamente estos dos tipos y así conseguir un producto homogéneo. La cosecha se realiza en forma manual sin implementos o manual con implementos, utilizando para ello una especie de rastrillo.

La cosecha de los frutos se realiza entre marzo y abril dependiendo de la zona. Para una densidad de aproximadamente 2.000 plantas en plena producción, se necesitan entre 60 y 80 jornadas/hombre por hectárea.

Preparación para la Extracción del Aceite de Rosa Mosqueta

Escaramujo de Rosa Mosqueta

Una vez recogidos los frutos, se envían a la planta recolectora con la finalidad de eliminar hojas, ramillas y otros elementos e impurezas por medio de un lavado. El siguiente paso es el secado forzado o deshidratación de los frutos. El fruto se deshidrata entero debido a que, si se parte o muele antes de secarlo, pueden aparecer problemas mecánicos de manejo a posteriori.

Los frutos se deben secar en túneles de viento continuo donde la temperatura del aire esté entre los 65 y los 70 grados centígrados con el fin de evitar la pérdida de ácido ascórbico y el pardeamiento de los tejidos. En este punto, el contenido de humedad final se sitúa entre un 8 y un 9%. El proceso total de deshidratación de los frutos puede alcanzar las 10 horas, esto es debido a que la pulpa posee una cutícula muy dura y un importante recubrimiento céreo, lo que provoca que la salida de vapor de agua durante el proceso de secado sea muy lenta. Luego de secados, los frutos pasan a una nueva etapa de limpieza en canastos especialmente diseñados, donde se separan las impurezas más pequeñas. El grado de pureza exigido por el mercado europeo es del 97%.

A continuación, se realiza una nueva inspección y revisión manual antes de pasar a las etapas de quebrado y de separación de otras impurezas restantes. Luego del quebrado, pasan a una zaranda vibratoria en la que se separa la cascarilla más grande. El resto ingresa a otros sistemas similares con venteo de aire y/o túneles con velocidades de aire controladas para hacer una separación por densidades. de esta forma se recupera, por un lado, la cascarilla fina, y por el otro las semillas limpias. Todo este sistema de quebrado y separación debe efectuarse en ambientes con fuerte aspiración para evitar el contacto del personal con las espinillas del fruto.

A la cascarilla fina se le denomina “concho”, un sub-producto que se utiliza en la fabricación de concentrados alimenticios animales, especialmente como pigmento en la alimentación de pollos y aves ponedoras.

Los aquenios, comúnmente llamados semillas, contienen un 8% de aceite compuesto de ácidos oleico, linoleico, linolénico y trans-retinoico. Tales aceites tienen un uso creciente en la industria cosmética y farmacéutica por sus propiedades regenerativas y cicatrizantes en el tratamiento de heridas o daños en la piel.

Métodos de Extracción del Aceite de Rosa Mosqueta:

  • Presión en Frío. Este es un proceso mucho más natural, pero también mucho más lento, aumentando los costos, pero garantizando la pureza del aceite y su contenido de ácidos grasos por encima del 95% como mínimo.
  • Extracción por Solvente. Se aplica un solvente orgánico a las semillas seleccionadas y previamente molidas. Los solventes son, posteriormente eliminados y el aceite es purificado.

El inconveniente del proceso de extracción por solvente es la eliminación posterior de los solventes del aceite, que implica para ello la refinación del mismo, sometiéndolo a temperaturas de hasta 200 grados centígrados y arriesgándose así a perder algunas de sus propiedades por volatilización o termolabilidad de los componentes, lo que reduciría notablemente las propiedades del aceite de Rosa Mosqueta.

El resultado, en ambos procesos, es un aceite transparente de un color que puede variar entre el amarillo pálido y el rojo ambarado, pasando por el naranja suave.

El rendimiento de la Rosa Mosqueta para la elaboración de aceite es de 230 kg de semillas por cada 1000 kg de fruto fresco.

Composición del Aceite de Rosa Mosqueta

El ácido trans-retinoico es vitamina “A” activa, y tiene la capacidad de incrementar el crecimiento de células nuevas de la piel, por lo que se convierte en un excelente regenerador celular. La vitamina A activa produce este efecto regenerativo por incremento de la diferenciación de la Keratina y del flujo sanguíneo en los tejidos. Este componente se presenta en el Aceite de Rosa Mosqueta en proporciones que van desde el 0,01% al 0,1%, lo cual es una proporción increíblemente alta. El 77% del aceite lo componen también un conjunto de otros ácidos como el oleico, linoleico, linolénico, palmítico y palmitoleico. Estos ácidos juegan un importante papel como agentes revitalizadores de la piel.

El principal ácido activo, como ya hemos destacado, es el trans-retinoico o tretinoina natural. Este ácido es el responsable de todas las propiedades fisiobiológicas del Aceite de Rosa Mosqueta. Por esta razón, la comunidad científica internacional recomienda su uso en cosmetología, farmacología, tratamientos fisiobiológicos, dermatología, tratamientos estéticos y para acciones preventivas o correctivas de la piel.

Las propiedades del Aceite de Rosa Mosqueta han sido estudiadas y publicadas en múltiples biografías, y su uso ha sido muy difundido en la última década. Diversas universidades y hospitales de todo el mundo prosiguen con las investigaciones sobre sus posibilidades terapéuticas.


Propiedades del Aceite de Rosa Mosqueta

Hasta ahora, estos estudios han arrojado los siguientes resultados sobre las propiedades del Aceite de Rosa Mosqueta:

Regenera los tejidos

El Aceite de Rosa Mosqueta se presenta como el regenerador natural de la piel más potente que se conoce, por lo que su uso profesional para tratar la piel tras una cirugía es cada vez más difundido. También se emplea en quemaduras, tanto leves como de 1er y 2do grado, y en cualquier condición en que la piel necesite regenerarse como en los casos de estrías, úlceras, arrugas, eczemas, etc.

Atenúa cualquier tipo de cicatrices

No importa si son antiguas ni la causa que las provocó. Todas las cicatrices mejoran notablemente su aspecto. La piel se alisa y recupera en gran parte su suavidad y tersura. Esto quedó demostrado en un primer estudio realizado en la Universidad de Chile.

Estimula la producción de colágeno y elastina

Los efectos del Aceite de Rosa Mosqueta trascienden a las capas que se encuentran más allá de la epidermis, donde actúa revigorizando los fibroblastos. Los fibroblastos son células dérmicas encargadas de la producción de colágeno y elastina, y son las responsables de la firmeza y elasticidad del tejido conjuntivo y de la piel en general. Los fibroblastos también están muy implicados en la producción de estrías.

Combate el envejecimiento

El Aceite de Rosa Mosqueta, usado a diario, ayuda a eliminar las arrugas no profundas, a retardar la aparición de nuevas arrugas y a atenuar las líneas de expresión. Mediante un proceso por el cual favorece la autogeneración de melanina, previene los signos del foto-envejecimiento, así como ayuda a corregir los problemas cutáneos debidos a una sobreexposición al sol, entre ellos, las manchas solares.

Es súper hidratante

El Aceite de Rosa Mosqueta también reduce la pérdida de agua de la piel reforzando la barrera de ceramidas en el interior de las células, por lo que incide directamente en el favorecimiento de la hidratación en zonas proclives a la aparición de arrugas y asperezas (cara, manos, codos, talones, rodillas, etc).

Tiene propiedades anti-inflamatorias

Está comprobado que reduce la congestión e inflamación de los tejidos.

Mejora la circulación sanguínea

Esto lo logra acelerando y regulando el ritmo de micro-vascularización y la reposición de nutrientes en las zonas donde es aplicado este aceite.

Tratamientos con Aceite de Rosa Mosqueta

Entre los tratamientos que se derivan del uso del Aceite de Rosa Mosqueta están:

Tratamiento cosmetológico

El Aceite de Rosa Mosqueta rejuvenece la piel, atenúa las líneas de expresión y previene el foto-envejecimiento.

Tratamiento dermatológico

El Aceite de Rosa Mosqueta es utilizado en casos de queratosis, quemaduras, verrugas, cicatrices, queloides y para la producción de melanina.

Tratamiento capilar

Restaura y protege el cabello y la piel del cuero cabelludo actuando como reparador natural, especialmente en casos de resequedad por exposición al sol, tintes, cloro, frío, etc.

Tratamiento anti-estrías

Las estrías afectan a más de un 50% de las mujeres embarazadas, así como a cualquier persona que haya sufrido un drástico aumento o disminución de peso. El Aceite de Rosa Mosqueta está, en estos casos, indicado para atenuar o eliminar las estrías.

Tratamientos alternativos

Bolsas en los ojos, dermatitis atópica, llagas, eczemas, manchas, ojeras, melanomas, verrugas, psoriasis…

Dónde Comprar Aceite de Rosa Mosqueta

Aceite de Rosa Mosqueta

Puedes comprar el aceite de Rosa Mosqueta en nuestra tienda online. El aceite que te ofrecemos es aceite de Rosa Mosqueta 100% puro prensado en frío de Chile.

Más Datos Sobre el Aceite de Rosa Mosqueta

Los resultados de los estudios sobre las bondades del Aceite de Rosa Mosqueta fueron expuestos en el  IX Congreso Latinoamericano e Ibérico de Cosméticos Químicos en Santiago de Chile en 1989, contando con el patrocinio de la Federación Internacional de Sociedades de Cosmetología Química con sede en Missouri (Kansas-EEUU).

Las propiedades del Aceite de Rosa Mosqueta han sido ampliamente estudiadas en las siguientes instituciones:

  • Universidad de Múnich (Alemania)
  • Universidad de Kingston (UK)
  • Clínica Mayo (EEUU)
  • Hospital Universitario de Ginebra (Suiza)
  • Universidad Central de Michigan (EEUU)
  • Universidad de Gales (UK)
  • Universidad de Milán (Italia)
  • Hospital Universitario de Helsinki (Finlandia)
  • Instituto Nacional del Cáncer (EEUU)

Curiosidades

La producción europea de Aceite de Rosa Mosqueta desapareció después del desastre de Chernóbil en 1986, y la demanda a Chile aumentó duplicándose su producción. Hoy, se exporta directamente a Suecia, Alemania y Holanda.

Esperamos que hayas disfrutado de nuestro artículo sobre las Propiedades del Aceite de Rosa Mosqueta. Si tienes cualquier duda o pregunta, puedes hacerla a través del formulario de contacto, y no te olvides de compartirlo para que tus amigos puedan también beneficiarse de la información proporcionada.

Sheila es autónoma y directora de Son d’Aromas, tienda dedicada al comercio de la cosmética natural, perfumería a granel, jabonería artesanal y aromas para el hogar. Forofa de la tecnología, diseño y coordino la web de mi tienda, así como otros blogs de distintas temáticas, tanto en español como en inglés.

Comparte este post